Al iniciar un programa de entrenamiento en lectura rápida es importante conocer el objetivo que deseamos alcanzar, cuál es el logro que nos interesa o que visualizamos, la forma en la que nos gustaría leer al terminar un curso de lectura rápida. Es decir, es importante establecer una meta clara y específica; como diría Steven Covey, en su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: hay que comenzar con el fin en mente.

Para establecer una meta específica convienen realizar una evaluación diagnóstica que nos diga, o nos enteré, de la situación actual que guarda nuestra destreza lectora. Lo recomendable es medir la velocidad de lectura y de ser posible, la comprensión.

Cabe señalar una observación: los resultados que se obtengan en una evaluación diagnóstica son relativos; toda evaluación informa de algo que ocurre en un momento dado, los resultados no son absolutos. Pero necesitamos un indicador que nos oriente, algo que nos informe de dónde partimos y nos permita visualizar a dónde queremos llegar; para eso sirve la evaluación diagnóstica.

Para ayudarnos a identificar la situación actual y construir nuestro objetivo de aprendizaje en términos de:

• Velocidad lectora o Palabras Leídas por Minuto y
• Nivel de Comprensión Lectora

Una vez que concluyamos dicha evaluación, el siguiente paso es registrar la velocidad a la que se leyó en ese momento y establecer la velocidad a la que quiero leer dentro de 3 meses.

También hay que registrar el nivel de comprensión mostrado en ese momento y especificar el nivel que deseo lograr después de 3 meses de entrenamiento.

Como iniciar en lectura rápida

De ahí la importancia de la evaluación inicial en un curso de lectura rápida. Por ello y buscando la mayor objetividad y calidad posible, nuestras evaluaciones han sido diseñadas tomando como base estándares internacionales, utilizados en programas enfocados a evaluar la comprensión lectora de los estudiantes de distintos países. Lo que nos arroja información el nivel que nuestros alumnos presentan en relación con procesos de interpretación, reflexión y recuperación.

La mejor forma de aprovechar la información que nos proporciona, es utilizarla como un indicador que nos permita establecer una meta: una guía para visualizar las características del lector que queremos llegar a ser.

En la siguiente gráfica te mostramos los resultados de evaluaciones que hemos realizado a nuestros alumnos. Como puedes observar, se muestran en color amarillo, los indicadores de las evaluaciones iniciales (diagnóstico) y en color verde los resultados de las evaluaciones finales, que reflejan los logros de nuestros alumnos.

Seguramente te interesa leer a mayor velocidad y generar una comprensión óptima de lo que lees. Para lograr este objetivo, el primer paso es reconocer en dónde estamos y saber que esto puede cambiar.

¿Qué tanto puede cambiar?
En la tabla puedes observar las diferencias que logramos en nuestros alumnos. Podríamos comentarte algo que nos identifica como una propuesta comprometida con fomentar el cambio en nuestros alumnos es que nuestros trabajo está basado en teorías científicas y un entrenamiento con ejercicios específicos, en el cual utilizamos recursos desarrollados con tecnología educativa: software interactivo, una plataforma online y juegos didácticos.

Si estás interesada o interesado en dejar de postergar tu deseo de mejorar tus habilidades de lectura, ven a conocer tu velocidad y tu nivel de comprensión, agenda ahora mismo un Diagnóstico totalmente gratuito. Si quieres mejorar, lo primero es saber desde dónde se inicia.

Como iniciar en lectura rápida

Tenemos más de 10 años de experiencia y métodos comprobados

Contáctanos